Tour a pie por el Barrio Judío de Granada

TIEMPO DE LECTURA: 4 minutos

Si vas a pasar unos días en Granada te aconsejamos visitar el antiguo barrio judío de Granada, que hoy en día se llama Barrio del Realejo. Puedes llegar hasta el Campo del Príncipe bajando desde la Alhambra. Te recomendamos realizar este tour a pie porque el Realejo está lleno de callejones y placitas que te perderás si te mueves de otra manera. Y a pie podrás vivir la ciudad mucho mejor y de una manera más real. No es tan conocido como el barrio del Albaicín y quizás no entre en los tours de un día por Granada, Pero sin duda es una parte importante de la historia de la ciudad.

Campo del Príncipe

Comenzaremos el tour, como hemos comentado por el Campo del Príncipe. Para disfrutarlo tendrás que subir una colina, pero merecerá la pena porque podrás admirar una maravilla que te dejará asombrado. Estamos hablando del Carmen de la Fundación Rodríguez-Acosta, conocida como Carmen Blanco. Un Carmen es una villa residencial con jardín, donde la arquitectura, el agua y la naturaleza se unen. Son típicos del Albaicín alto y bajo, por lo que suelen ser de arquitectura musulmana, sin embargo, esta está situada dentro de la judería.

Barrio judío desde el Campo del Príncipe

Museo Sefardí

En la calle Cuesta Berrocal, encontrarás uno de los lugares más interesantes del barrio judío de Granada: el Museo Sefardí de Granada. Decimos que es uno de los más conmovedores porque está dedicado a recordar a la comunidad judía sefardí.

La cultura sefardí tenía unas raíces muy arraigadas en España y en especial en Granada, se puede ver por ejemplo en el hecho de que la lengua sefardí todavía tiene muchas similitudes con el español, además de tener una gran influencia árabe, por ejemplo, en su música.

Casa de los Tiros

Está en la calle Pavaneras, a apenas un minuto a pie desde el museo sefardí. Ahora es un museo sobre la historia de Granada, pero originalmente era una gran casa que servía como edificio de defensa. Actualmente solo queda la Torre del cañón.

Se llama Casa de los Tiros porque entre las almenas hay unos cañones que protegían el barrio de los alfareros. La cultura judía se basa predominantemente en el comercio, por lo que muchos de sus edificios y lugares destacados tienen que ver con los talleres y tiendas que existieron en su día.

Al principio de la calle Pavaneras podemos encontrar una estatua de un judío granadino, Yehudá ben Saúl ibn Tibón. Su papel en la ciudad fue muy importante porque ejerció de traductor entre árabe y hebreo y facilitó la convivencia en ambas partes de la ciudad.

Iglesia Imperial de San Matías

Completamente contraria a la Iglesia de Santo Domingo, que veremos después,  encontramos este templo lleno de adornos. Otra vez pasa lo mismo, se trata de un edificio musulmán reconstruido y reutilizado por católicos. La mujer de Carlos V se quedó enamorada de la Alhambra cuando pasó allí su luna de miel, entonces el rey y emperador mandó construir esta iglesia, que antes había sido una mezquita.

 

Monumento a Fray Luis de Granada junto a la iglesia de Santo Domingo en la ciudad de Granada (Andalucía, España)

Cuarto Real de Santo Domingo

Curiosamente, aún estando dentro del barrio judío de Granada fue construido por musulmanes. Es una casa típica andalusí ubicada dentro de las murallas que rodeaban el Realejo. Está situado en la calle Varela.

Adquiere este nombre tan poco musulmán porque cuando los Reyes Católicos llegan a la ciudad pasa a ser propiedad de la Orden Religiosa de los Dominicos. Lo usaron como convento para el orden. Recomendamos mucho visitar este lugar porque es una mezcla de arquitectura árabe pero que se utiliza como convento de una comunidad cristiana, y estamos seguros de que os va a impresionar.

La Iglesia de Santo Domingo

Antes decíamos que esta iglesia era muy diferente porque en el momento en el que se construyó esta iglesia, muchos clérigos pidieron a las autoridades y a los monarcas volver a la vida sencilla y renunciar a las ambiciones del mundo terrenal. Esta filosofía está muy en la línea de la Iglesia de Santo Domingo de la judería de Granada, ya que su fachada destaca por su sencillez.

Este tour es muy recomendable porque dura poco tiempo y lo puedes hacer en una mañana o una tarde, lo más interesante es ir observando los pequeños detalles de sus callejuelas mientras vas de un punto histórico a otro. Si lo haces por la mañana te recomendamos que te quedes por el barrio judío a comer, que puedes encontrar muy buenas tapas, y si lo haces por la tarde, ¡entonces quédate a cenar!

Vistas de Granada