Lugares escondidos de Granada que merecen la pena

TIEMPO DE LECTURA: 3 minutos

Muchos viajeros visitan Granada por su asombrosa belleza, pero a pesar de la afluencia de visitantes, las calles de la ciudad aún conservan su misterio e intriga. La mejor manera de conocer realmente la ciudad es pasar un tiempo vagando por sus calles en busca de sus tesoros escondidos. Es hora de ir más allá de la Alhambra: aquí te traemos algunos lugares escondidos de Granada que merece la pena visitar.

Cuesta de los Chinos

Esta calle en particular es un escape perfecto de las trampas turísticas del centro, y las únicas personas con las que es probable que te encuentres son los granadinos que salen a pasear. Desde aquí, se puede disfrutar de una de las mejores vistas de la ciudad. El panorama del distrito del Albaicín es una vista impresionante: disfrute de la expansión de casas encaladas con el telón de fondo de un cielo azul cristalino. Es un poco empinado, ¡pero vale la pena subir!

Monasterio San Jeronimo, Granada

Monasterio San Jerónimo

El monasterio de San Jerónimo a menudo se pasa por alto, lo cual es una verdadera lástima. Es un lugar donde la belleza es abundante a cada paso, particularmente en términos de arquitectura. Construido en el siglo XVI por los Reyes Católicos, Fernando e Isabel. Este espectacular sitio consta de un monasterio y una iglesia. Además, los claustros se encuentran alrededor de un patio central, muy tranquilo que te dará paz solo con mirarlo.

Parque Federico García Lorca

A solo 15 minutos de la catedral, este parque se encuentra en la parte más moderna de la ciudad, en un área que la mayoría de los turistas casi no sabe ni que existe, lo que lo convierte en la razón perfecta para ir. Cuando te alejas de las masas puedes encontrar lugares escondidos como este impresionante parque ubicado en los terrenos de la antigua casa familiar del poeta español Federico García Lorca, de ahí su nombre. Es el lugar perfecto para una tarde de sol y relajación lejos del centro de la ciudad. Pasea por uno de los jardines de rosas más grandes y hermosos de Europa, o simplemente toma un helado y relájete mientras observas la vida de la ciudad.

Vistas desde la Silla del Moror

La Silla del Moro

Probablemente hayas oído hablar del Palacio de la Alhambra, pero ¿sabes qué puedes encontrar dentro de los límites originales del palacio? En el paseo del Generalife está La Silla del Moro, un antiguo mirador, ofrece algunas de las mejores vistas de la ciudad. Esta belleza oculta es uno de los mejores lugares para contemplar la magia del palacio al atardecer. Sáltate el concurrido Mirador de San Nicolás y dirígete a este lugar escondido de Granada.

Palacio de los Olvidados

El palacio de los Olvidados se sitúa en la casa de Santa Inés. El pasado judío de Granada a menudo queda sepultado bajo los restos del islam y el cristianismo. Sin embargo es muy interesante aprender sobre ello. Te animamos a que te acerques a este museo para comprender la importancia e influencia de su cultura en Granada.

Jamón y vinoLa Trastienda

Finalmente, después de pasear por las calles de la ciudad y admirar sus impresionantes paisajes y arquitectura, es probable que necesites un refresco. Para eso puedes dirigirte aquí, este lugar está ta escondido que podrías caminar al lado sin darte cuenta de que existe. Este bar se llama la trastienda porque realmente eso es lo que era al principio, la parte de atrás de una tienda. El propietario comenzó a servir jamón y vino a sus clientes que esperaban en la fila, y hoy en día ofrece fantásticas tapas, una cálida bienvenida y un entorno tradicional.

Esperamos que ahora en tu próxima visita a la ciudad nazarí te alejes de las excursiones de siempre y pruebes a buscar estos lugares escondidos de Granada y muchos más que la ciudad te puede ofrecer.