Las 5 calles más bonitas de Granada

TIEMPO DE LECTURA: 4 minutos

Granada es la ciudad de los sueños, de los escondites y de los misterios. Quien la creó no sabía que iba a hacer de ella una de las ciudades más bellas de España, porque, sin duda, las 5 calles más bonitas de Granada están hechas para que al final del camino te encuentres con asombrosos templos. Y eso ha hecho que este lugar atraiga a miles de turistas de todas las partes del mundo.

Las 5 calles más bonitas de Granada se han considerado patrimonio de la ciudad, ¿por qué? Pues es tan sencillo como pasar a verlas y darles la razón. Su arquitectura, pasadizos y adornos nos pueden hacer viajar en el tiempo.

¿Alguna vez habías estado en Marruecos? Esta ciudad conserva el arte y cultura que los musulmanes impregnaron antes de que llegasen los cristianos. Gracias a tal hecho histórico, la provincia aguarda un aspecto de las mil y una noches, ¡totalmente sacada de un cuento!

Te proponemos que te muevas por cada uno de sus recovecos y te acerques a admirar la belleza de las 5 calles más bonitas de Granada de las que te hablamos a continuación:

Las 5 calles más bonitas de Granada
Las 5 calles más bonitas de Granada

Calle de las Teterías

Cuando hablamos del antiguo califato nos referimos exactamente a esto, un lugar que sigue conservando el más puro arte del regateo. Los marroquís ya son expertos en este negocio, pero Granada ha sabido quedarse con lo mejor de cada cultura. Así que esta calle, que realmente se llama Calderería, se ha dejado renombrar popularmente por la “Calle de las Teterías”.

Si paseas por la noche por aquí, verás que los colores alumbran todo el barrio llamando la atención por la cantidad de objetos de origen árabe que se encuentran en los portales. Puedes comprar desde cuero, hasta cualquier souvenir granadino. Lo mejor de este lugar es que siempre hay ambiente sea la hora que sea, todo el mundo quiere acercarse a visitar una de las 5 calles más bonitas de Granada.

Acera del Darro

Es maravilloso que un río pueda cruzar una calle y dejar sus orillas llenas de árboles y plantas. Su aspecto de cuento resulta encantador por sus puentes y casa colindantes tintadas de blanco. Muchos turistas merodean por esta zona inundando sus móviles de fotos. Es sin duda la calle más bonita de Andalucía, ya que conserva un aspecto rural y cuidado en pleno corazón de Granada. Te parecerá más impresionante cuando veas que uno de sus puentes te lleva directo a la Alhambra, ¿no es genial?

Las 5 calles más bonitas de Granada
Las 5 calles más bonitas de Granada

Cuesta de Gomérez

Si te gusta andar en mitad dela naturaleza, no te puedes perder este lugar. Dicen que todos los caminos llevan a Roma, pero en Granada parece que todos llevan a la Alhambra (subiendo una cuesta, claro). Y aquí está la cuesta, larga, pero preciosa.

Los riachuelos que lo adornan siguen el compás de la música de los bosques granadinos. Su escenario es de ensueño abren camino a una de las fotos más famosas de la ciudad que no te puedes perder. Esta es una de las 5 calles más bonitas de Granada que tienes que atravesar si quieres visitar sus templos.

Albaicín

El más conocido de todos, este barrio deja anonadado a cualquiera que se aloje por aquí. Tiendas, bares, ambiente, historia… Todo lo que quieras encontrar y saber sobre Granada se encuentra entre sus calles. Lo cierto es que todas ellas tienen algo especial que merece la pena ver, por eso mismo, recomendamos recorrer de arriba a abajo todas sus callejuelas. Si quieres disfrutar de un mirador espectacular, este es tu sitio.

Las 5 calles más bonitas de Granada
Las 5 calles más bonitas de Granada

Camino del Sacromonte

Parece un camino infinito que no lleva a ningún lado, de hecho guarda mucho misterio. Su naturaleza te lleva a parar en las famosas casas cueva donde habitan personas. Sí, sí, como lo oyes, alojamientos perfectamente equipados donde vive parte de la población. Pero esto no es lo más importante, lo que más caracteriza este lugar, es que ha sido cuna de grandes artistas del flamenco que siguen saliendo a las calles para deleitar a los turistas con todo su arte.

En definitiva, hay cientos de calles inexploradas que merecen la pena de embarcar en una pintura clásica. Si tienes tiempo, Granada puede llegar a ser una ciudad infinita por la variedad de turismo que reside en ella, ¿te apuntas?