5 cosas que no saben ni los granadinos

TIEMPO DE LECTURA: 4 minutos

Hay ciudades que están repletas de secretos y misterios que ni los locales conocen. Por esa razón, hemos propuesto 5 cosas que no saben ni los granadinos, para que cuando visites la bella Granada no te sientas como un forastero. Se ha hablado mucho sobre la Alhambra, sus jardines, sobre las callejuelas y leyendas, pero habrá siempre cosas que se nos escapen de las manos.

Con esto nos referimos a que, normalmente, el tiempo que tenemos para hacer turismo escasea y no viene mal venir informado desde casa. Más aún, si a donde vamos es donde surgió gran parte de la historia del Al Ándalus. Por si no lo sabías, Granada fue una ciudad muy importante para los omeyas. Gracias a eso, hoy día puedes visitar monumentos de siglos pasados repletos de cosas curiosas.

No te olvides de fijarte en los detalles, ¡ahí está la diferencia! Por ello, te proponemos 5 cosas que no saben ni los granadinos que llevan años paseando por los mismos sitios:

5 cosas que no saben ni los granadinos
5 cosas que no saben ni los granadinos

Los famosos greñúos

Los granadinos conocen este tipo de vocablo, ya que llevan tiempo refiriéndose así a los habitantes del barrio del Realejo. Aquí habitaban los judíos que anteriormente se les llamaba greñúos, se cree que proviene de la Virgen de la Misericordia.

Nos encantaría llegar con mucho más detalle a su significado, pero realmente se considera una forma popular y vulgar de referirse a sus vecinos, así que ya sabes como llamarlos si no quieres que piensen que eres nuevo por la zona.

Orígenes que desconocíamos

Si te fijas, en toda Andalucía destaca la sílaba “Al” además de que muchas palabras que usamos podríamos decir que provienen de vocabularios musulmanes. Sin ir más lejos, Al Ándalus ya estaba presidida por ella y en su interior, cientos de monumentos, calles y pueblos conservan el prefijo.

Al igual que la conocidísima Alhambra, en árabe qalat al-Hamra, estas palabras definen el edificio como la fortaleza roja aunque su origen fuera de color blanco. ¿Por qué se llama así? Pues surgió por la iluminación de las fogatas que realizaban los constructores, la cual le daba ese tono rojizo. Esta es una de las 5 cosas que no saben ni los granadinos, por eso muchas personas lo relacionan con el color original de la Giralda, que también era rojo, pero en este caso proviene de una ilusión óptica cuando había fuego cerca.

5 cosas que no saben ni los granadinos
5 cosas que no saben ni los granadinos

Gar-Anat

Todas las ciudades de esta comunidad autónoma han tenido un nombre distinto dependiendo de la época. Sus nombres han sido cambiantes según la sociedad que pasaba por sus tierras. Todas esas sociedades que han ido impregnando sus culturas a lo largo de los años, han hecho que conozcamos las ciudades que tenemos hoy.

Por ejemplo, la famosa Granada realmente era Gar-anat por la medina Madinat Gar-Anat, capital del reino musulmán allá por el siglo XI.

Reloj de sol

Si no has estado nunca en el emblemático monumento de la Alhambra, será mejor que seas consciente de que existe un reloj. Pero no uno cualquiera, uno de Sol. Este tipo de medidores del tiempo se rigen por los rayos del Sol que se van moviendo marcando las horas que conocemos. Ya en la época de los omeyas, se conocían los días y las horas porque la caída del Sol les daba las pistas.

Pues bien, este maravilloso edificio está construido de manera que, llegado el invierno, la luz atraviese las columnas partiéndolas en horas y minutos. Solo en los últimos momentos antes de que llegue la noche, la Alhambra sirve como medidor del tiempo. En definitiva, fue construido de manera que supieran la hora a través de él. ¡Es un Reloj de Sol!

5 cosas que no saben ni los granadinos
5 cosas que no saben ni los granadinos

Historias de amor

Está claro que en semejante ciudad, solo pueden ocurrir historias románticas. Granada invita a que te enamores de ella y de su gente, algo que debe haber ocurrido siglos atrás. Gracias a un restaurador, una carta de amor cobró vida en el mismísimo Museo de la Alhambra, cuando este la encontró y averiguó que Pepe se enamoró de Emilia hace más de 100 años.

No se supo más de aquellos dos personajes, pero su descubrimiento fue tan precioso que se habla de ella como una de las leyendas más bonitas de Granada.